"Bienvenidos al Cuerpo de Paz; usted ha sido seleccionado para servir en el país de Ecuador. Mientras se prepara para su compromiso de dos años de servicio, le pedimos que empiece a empacar  las maletas, le pedimos que lleve no más de dos maletas o bultos para su tiempo en el Ecuador. "Leí rápidamente la carta esperando encontrar una guía sobre cómo empacar todas mis esperanzas y sueños en sólo dos bolsas, al mismo tiempo de todo lo demás.

¿Voy a estar en un pequeño pueblo rural o una gran ciudad bulliciosa? ¿Voy a aprender el idioma local? ¿Qué voy a aprender? ¿En qué voy a aportar? Puedo aportar con algo? ¿Qué sé yo a los 24 años de edad? ¿Voy a ser la misma persona? All tener muchos pensamientos que llenaban mi mente, miré a mis grandes mochilas vacías y me aseguré de dejar suficiente espacio para todas esas mis aspiraciones. Tenía la intención de enterrar todos mis temores y preocupaciones en la parte inferior de esa mochilla - o mejor aun, no empacar las.

De un punto de vista materialista estaba entusiasmada en  asumir este reto y vivir con ese reto y de una forma minimalista y ser obligada a llevar solo lo esencial.  Al revisar mis pertenencias tuve que priorizar las que necesitaba, así como los elementos con valor sentimental; cosas útiles, cosas para un clima frío, para el calor, equipo de escalada, música, mis cintas de casete. Libros, jeans, zapatos… ¿qué otra cosa voy a necesitar?

Después de pensar un poco sobre cómo voy a pronosticar los próximos 2 años de mi vida, he elegido:

Un par de zapatos de correr para cubrir los muchos kilómetros que me esperan.

Un par de botas de montaña; un regalo de mis abuelos para poder caminar moverse por las comunidades rurales y tal vez trepar los montes andinos.

Un par de jeans, tres camisas, dos blusas de manga larga y una chaqueta de Goretex que podía usar, lavar con frecuencia con la esperanza de que nadie se diera cuenta.

En esas bultos hice espacio para una actitud positiva, hice un poco mas de más espacio para la tolerancia y la paciencia y finalmente fui capaz de crear un pequeño espacio para la capacidad de ser flexible.

Después de un tiempo iba aprender que podría haber empacado 10 bolsas de perseverancia y que aun así, nunca hubiera sido suficiente. Mientras empacaba mi optimismo, me di cuenta que también estaba empacando el miedo, la preocupación, el fracaso, el auto-sabotaje y la inseguridad. Hice un pacto conmigo mismo para dejar todo esto atrás y aceptar lo desconocido, aceptar la incertidumbre y confiar en que el universo mi iba a cubrir espalda.

Al eliminar el miedo,  llené ese espacio con esperanzas y sueños de:

Que iba a integrarme en la comunidad en la que me iban a ubicar.

Que yo le iba a caer bien a la gente  y  se vana convertir en mi familia.

Que yo sería capaz de aprender.

Que yo sería capaz de crecer.

Que iba a aprender de mis vecinos sudamericanos nuevas formas de trabajo con una perspectiva diferente.

Que iba a tener compasión.

Que yo sería capaz de amar fuera de mi zona de confort.

Que yo sería capaz de retribuir y contribuir.

Que iba a encontrar mi equilibrio.

Que yo nunca sería la misma.

Al descender en Quito, Ecuador, me bajé del vuelo y me envolvió la ciudad capital llena de neblina. Tomé en mi primera respiración profunda a los 2.800 metros de altura y  estaba feliz de haber elegido a viajar con ese peso liviano  teniendo en cuenta la falta de oxígeno. :)

Me de cuenta de que había suficiente espacio para llevar lo esencial mientras con tal de dejar atrás las cargas materialistas y emocionales. Al reflexionar de nuevo sobre ese ejercicio que nos pidieron en que empacar todo lo que puedan en tan sólo 2 maletas me recuerda a un estilo de vida minimalista y la alegría que encontré en eso.

Menos es más y me parece que con menos miedo, preocupación y "cosas" vivió con menos fatiga mental y estrés.

¿Has tenido un viaje/proyecto que to obligado a limpiar el desorden emocional antes de arrancar? Si es así, ¿cuál fue la estrategia para enterrar el miedo y el empacar tus aspiraciónes? Me encantaría oír, por favor comparte tus comentarios y te voy a contestar!

Abrazos,

Dana

 

Comment